Iglesia Anglicana

Iglesia Anglicana
San Andres Apostol

viernes, 27 de septiembre de 2013

Ut unum sint

"La derecha desconfía de nosotros por no ser católicos y la izquierda, porque somos religiosos"

"El 14% de nuestros pastores y ministros del culto son mujeres, el doble que hace 10 años"


 La desconfianza de algunas Iglesias evangélicas hacia el ecumenismo se asienta en la sospecha de que se pretenda una especie de vuelta a Roma
Mariano Blázquez, secretario de la FEREDE/>

Mariano Blázquez, secretario de la FEREDE

  • Mariano Blázquez, secretario de la FEREDE
Recursos en la web
(Antonio Aradillas)- El ecumenismo, y cuanto con él se relaciona, es el espejo en el que las Iglesias -todas las Iglesias- reflejan una veracidad que, si es coincidente con el Evangelio, llevará necesariamente a la conclusión de que son Iglesia de Cristo y no otra cosa, por noble y salvadora que sea. En teología, y académicamente, el ecumenismo es y será, "un movimiento que intenta la restauración entre todas las Iglesias cristianas". Y es que sin unidad, con la correspondiente, y homogénea pluralidad, no es de Cristo la Iglesia.
Mariano Blázquez, Secretario Ejecutivo y representante legal de la Federación de Entidades Religiosas de España -FEREDE-, refiere que "esta entidad aglutina a las principales denominaciones del amplio espectro de las Iglesias derivadas, o que se adherido, a los principios de la Reforma Protestante. Tienen en común que todas se consideran organizaciones eclesiales que son parte de la única Iglesia que fundó Jesucristo y comparten el mismo núcleo de fe al que añaden las peculiaridades de la tradición religiosa. FEREDE está integrada por 2,500 congregaciones, de las 3,000 existentes en España.
Mariano Blázquez es pastor evangélico, casado, padre de tres hijos y, al iniciar el diálogo, Magda nos obsequia con la suculenta porción de un pastel elaborado por ella a base de manzanas, azúcar moreno, harina integral y mantequilla.
- ¿Pero es posible hoy el ecumenismo en la Iglesia?
- En la actualidad, la mayoría de nuestras Iglesias desconfían de la forma y planteamientos del diálogo ecuménico tal y como se ha planteado. En mi opinión, la desconfianza de algunas Iglesias evangélicas se asienta en el prejuicio de que con este movimiento se pretenda una especie de vuelta a Roma, del resto de las Iglesias cristianas, lo que es concebido muy negativamente, debido a que el proceso histórico de asunción de poder y autoridad del Papado es considerado como un proceso de alejamiento de ciertos valores fundamentales del cristianismo. La unidad de la Iglesia es una realidad espiritual conquistada por Cristo, que nosotros debemos mantener. Por lo referente a España, y a nuestra federación, me resulta significativo y curioso que mantengamos una relación fluida con musulmanes, judíos y otras confesiones religiosas y no lo hagamos con la Iglesia católica.
DON DE DIOS
-¿Los cristianos evangélicos son más de izquierdas, de derechas, del centro, o "pasan" y deben "pasar" de política?
- Tradicionalmente los protestantes españoles han estado y están más cercanos a las posiciones denominadas progresistas, más proclives a la tolerancia y a la libertad de cultos. Por su parte, el nacional catolicismo con su represión e intolerancia religiosa, contribuyó al refugio ideológico en posiciones de izquierda, o a la indiferencia política. Con la llegada de la democracia, podemos decir que la balanza de las opiniones se ha equilibrado.

- ¿Cómo les va, de verdad, a las Iglesias protestantes hoy en España?
- Seguimos defendiendo que la Iglesia se separe del Estado y que haya unas reglas de juego iguales para todos. Lamentablemente, estamos muy lejos de conseguirlo en España, donde socialmente todavía nos movemos en términos de clericalismos y anticlericalismos y no de colaborar juntos en la mejora de la sociedad. Con criterios generales, la derecha desconfía de nosotros por no ser católicos y la izquierda también desconfía porque somos religiosos
- Nos guste o no, y le demos o no importancia religiosa, de las "sexualerías" es preciso recabar su opinión como representativa de las Iglesias evangélicas...
- En cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo, he de señalar que no está contemplado en el texto bíblico y, por ello, la gran mayoría de las Iglesias evangélicas opinan que el matrimonio solo puede estar integrado por un hombre y una mujer. En la sociedad deben permitirse el divorcio y las relaciones extramatrimoniales, homosexuales o heterosexuales, en plena libertad y responsabilidad, de modo que la opción del cristiano, o de las Iglesias cristianas, sobre su matrimonio y sexualidad no supongan una obligación para otros cristianos, otras Iglesias o para los que no lo son.
La sexualidad como la vida -corona Mariano Blázquez su reflexión-, es un don de Dios y, por tanto, intrínsecamente buena. La sexualidad está concebida como expresión y refuerzo de la unión conyugal entre un hombre y una mujer, su sentido es, en primer lugar, cimentar la unión otorgando placer al otro componente de la pareja y complementariamente producir descendencia.
- Hijos, ¿Cuántos?.
- Los que desees y puedas cuidar y mantener con dignidad. El libro de Génesis, y el evangelio, nos enseñan que la finalidad del matrimonio es que la pareja sea una sola carne y que, siendo dos, ambos consigan una unidad perfecta. El resultado normalmente debe tener como consecuencia una planificación responsable de la descendencia. En esta planificación son aceptados los métodos anticonceptivos, no abortivos.
- Este término me facilita la ocasión para pedirle su opinión, y la de sus Iglesias, en relación con el aborto.
- Se suelen aceptar algunas de las indicaciones para interrumpir el proceso de gestación, como la de grave peligro de la vida de la madre, o las malformaciones del feto. En menor grado se acepta la indicación de la violación. Es mucho más minoritaria la aceptación del libre derecho a elegir de la madre sobre la continuidad, o no, del embarazo.
- ¿Eutanasia y otras acciones sobre el final de la vida?
- Hay que aceptar la muerte con naturalidad y prepararnos para ella. Esta preparación no es únicamente espiritual o anímica. Además puede y debe extenderse a los límites personales de la acción médica, en evitación, por ejemplo de un sufrimiento innecesario ante una muerte inminente. En la mayoría de nuestras Iglesias son aceptadas las instrucciones previas y disposiciones que no impliquen eutanasia activa, como son los cuidados paliativos y la sedación.
MADRE Y ESPOSA
- ¿Nos salvaremos todos, solo los protestantes o solo los católicos?
- No soy yo el portero del cielo, ni estoy nada seguro de que lo sea San Pedro. La salvación es una historia de amor por la que Dios eterno decide no solo declararnos su amor, sino también pagar el precio de nuestro rescate con el fin de unirnos a Él en una relación eterna que comienza en esta vida y trasciende por toda la eternidad. Dios ha pagado más de lo que valemos y quiere que estemos con Él.: San Pablo dijo que "ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús... por lo cual estoy seguro que ni la muerte ni la vida nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro".
- ¿Infierno y además, eterno?
- La posición tradicional de los cristianos evangélicos es que el infierno es un estado de separación eterna del Dios creador. Hay otras posiciones minoritarias que interpretan estos términos como sinónimos o equivalentes a la aniquilación que se producirá después del juicio. La Biblia es muy clara y son muchos los pasajes en los que habla de salvación, pero también de condenación.
- ¿Saben para qué sirven los confesionarios en la Iglesia católica?
- Lo que sí sabemos es que, después de pedir perdón a Dios por nuestras faltas cotidianas creemos que, si el pecado tiene repercusiones sobre un tercero, es necesario solicitar el perdón del agraviado, o incluso congraciarnos con el que injustamente se considera agraviado.
- Ya sé que no es de vuestra incumbencia, pero te agradecería que resumieras la opinión de los protestantes acerca del celibato sacerdotal vigente entre los católicos.
- El celibato en la Biblia, y en una buena parte de la historia del cristianismo, es una opción personal del ministro del culto, o sacerdote. Supongo que a medio plazo volverá a ser opcional, porque no hay una cuestión doctrinal de importancia detrás de este mandato. El problema más grave es que podría tener importantes consecuencias económicas que obligarían a a modificar la estructura de la Iglesia católica.
- ¿Madre, esposa y con "la pata quebrada"?
- El modelo de mujer en el Antiguo Testamento implica, desde luego el de madre y esposa. En la actualidad, y en todas las Iglesias las mujeres acceden a ministerios cristianos, pero en algunas hay limitaciones en lo relacionado con el culto. En FEREDE tenemos una relación de "pastores" o ministros de culto y de los cuales aproximadamente el 14 por ciento son mujeres. El doble que hace 10 años...
- ¿Cómo "ven" la mayoría de las Iglesias protestantes a la Iglesia católica?
- La opinión es muy variada, y más si incluimos a su jerarquía. El prejuicio de los evangélicos españoles sigue siendo importante. Hay muy pocas relaciones institucionales y mucho desconocimiento, lo que es germen de desconfianza. El Papado ha ido acumulando influencia y poder sobre las Iglesias cristianas, proceso que terminó con la declaración de infalibilidad del Romano Pontífice en 1870.
- ¿Qué decir acerca de las imágenes y de las procesiones con los santos?
- En nuestra concepción, el culto a Dios debe realizarse de manera sencilla, centrando la atención hacia Él y su Palabra. Por esta razón, las imágenes pueden desviarnos de la razón central del culto, por lo cual es mejor reducirlas a la mínima expresión o de manera completa.
-¿Tienen futuro las Iglesias?
- No puedo hablar de la Iglesia católica, pero por lo que respecta a las Iglesias evangélicas o protestantes, expreso mi opinión de que algunas pasarán a ser algo así como piezas de museo que despiertan la curiosidad por su pasado. Esto no obstante, estoy convencido de que habrá un futuro para la única Iglesia de Dios. En este futuro, si los cristianos callaran, Dios levantará, aún de las piedras, personas en las que depositar su Gracia y dar continuidad a su obra que, desde la eternidad, Dios planeó para el género humano.
FINANCIACIÓN Y OTRAS COSAS
Por lo que respecta a la financiación de las Iglesias, miembros de la FEREDE, su Presidente puntualiza:
- Este es un tema controvertido porque incide sobre un aspecto fundamental de la Iglesia tal y como nosotros la entendemos, y es el de la separación entre iglesia y Estado, de modo que ambos preserven su autonomía en integridad. Para algunos, cualquier relación económica con el Estado vulnera este principio y pone en peligro la libertad e integridad de la Iglesia. Para otros, la ayuda financiera del Estado es admisible pero siempre que se trate de financiación indirecta, es decir deducciones, exenciones fiscales, etc. Por último, hay quienes piensan, entre los que me incluyo, que las ayudas y beneficios directos o indirectos del Estado son aceptables, siempre que se realicen en términos de igualdad con otras instituciones religiosas, políticas o sociales y de manera que la Iglesia preserve su libertad e identidad.
La función de un Estado social y democrático de derecho, -prosigue mi interlocutor-, es redistribuir la renta en la sociedad de manera que se corrijan las desigualdades. En esa redistribución juegan un papel importante los actores sociales, y uno de ellos son las Iglesias y confesiones, que están llamadas a participar solidariamente en acciones a favor de la convivencia los derechos humanos y la paz, y que beneficien a la sociedad, y especialmente a los más desfavorecidos. En estas áreas de interés público, las confesiones religiosas pueden recibir fondos recaudados por los ciudadanos para el bien común. De hecho, esta es la práctica en la mayoría de los países de nuestro contexto europeo. El gran problema para mí no es el de financiación sí o no, sino los términos en que se produce que no siempre son justos y no discriminatorios y ese precisamente es también el problema en España.
No es de recibo, -destaca el representante legal de la FEREDE-, que un ciudadano tenga el derecho a dar una parte de su impuesto del IRPF a la iglesia católica o a entidades sociales y no pueda hacerlo a favor de las iglesias protestantes.
- ¿Qué países son los más cristianos de verdad, comprometidos con la doctrina de los evangelios?
- Ninguno. Los países no son ni deben ser confesionalmente cristianos. Otra cosa son las sociedades que lo conforman cuyos ciudadanos pueden pertenecer mayoritariamente a una u otra confesión, y esa realidad trasciende de lo individual y puede tener tiene una dimensión pública. La fe es una adhesión personal, pero el cristianismo es un fenómeno social con importantes repercusiones públicas porque contribuye a conformar la raíz o el sustrato y valores sobre los que se establece la estructura política. Cuando ese sustrato o esos valores son sostenidos por un buen número de cristianos verdaderos, eso tiene un gran efecto en su entorno político y social que finalmente puede tener un reflejo en mayor solidaridad, transparencia, reconocimiento de culpa y responsabilidad social.
Ésta ha sido una influencia real. Mi impresión, -subraya Mariano Blázquez-, es que, en muchos países llamados cristianos, las clases dirigentes guardan las formas y se identifican con el evangelio pero, en realidad, están de vuelta de esos valores y las consecuencias las estamos pagando con corrupción a muchos niveles, perversión del sistema financiero y estructuras multinacionales de capitalismo salvaje y acumulación desmedida de riqueza y poder, aún a costa de los propios estados.

LUCES Y SOMBRAS
- ¿Qué le aportan las Iglesias al mundo actual y a sus graves problemas?
- Me da la sensación que demasiado poco. Las Iglesias solemos vivir en modernas catacumbas y alejados del devenir de nuestra sociedad. Dando respuestas a preguntas que poca gente se plantea. Por otro lado, desde la sociedad hay una corriente que trata de reprimir la acción de la Iglesia señalando que no debe opinar ante cuestiones sociales que pueden afectar al Estado. Las Iglesias son un actor social más. No son el único ni debe actuar de una manera privilegiada, pero no deben renunciar a exponer e intervenir en el contexto social en el que nos toca vivir, y deben hacerlo no con el dedo acusador, sino con la mano amiga que está presta para ayudar y no para juzgar.
- ¿Jesucristo y la "luz"?
- Una de las frases que más ha cambiado mi forma de actuar y mis prioridades como cristiano es la que dijo Jesús a sus discípulos "Vosotros sois la luz del mundo... así alumbre vuestra luz, delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos". Las Iglesias y los cristianos son la luz espiritual de Cristo que tiene este mundo, y debemos alumbrar como instituciones y como personas de manera que los hombres puedan ver mejor las vicisitudes del camino que tienen por delante para que puedan libremente afianzar sus pasos y enderezar sus caminos. La pena es que los cristianos y sus iglesias, en ocasiones, estamos más prontos para alumbrar detrás de los hombres, denunciando las consecuencias de los malos pasos, que para iluminar el camino de los pasos futuro mediante nuestra acción generosa que permita decisiones responsables del pueblo que nos rodea.
-¿Menos culto y más obras sociales?
- Ambos son muy importantes. El culto no debe ser una carga o una obligación para el cristiano. Es el momento de refrigerio, donde Dios desciende a visitar a su pueblo y mantener una relación que libera, y da descanso, visión y poder a quien participa con fe. El resultado de este tipo de culto debe ser una interacción de ayuda y solidaridad de la comunidad con el resto del pueblo. Al menos eso es lo que ocurrió con el nacimiento de la Iglesia y es lo que espero que ocurra en mi propia comunidad eclesial donde me congrego.
Algunos titulares:
-Seguimos defendiendo que la Iglesia se separe del Estado y que haya unas reglas de juego iguales para todos
-El nacional-catolicismo con su represión e intolerancia religiosa, contribuyó al refugio ideológico de muchos evangélicos en posiciones de izquierda
-La derecha desconfía de nosotros por no ser católicos y la izquierda desconfía porque somos religiosos
-La desconfianza de algunas Iglesias evangélicas hacia el ecumenismo se asienta en la sospecha de que se pretenda una especie de vuelta a Roma
-La sexualidad está concebida como expresión y refuerzo de la unión conyugal entre un hombre y una mujer
-No soy yo el portero del cielo, ni estoy nada seguro de que lo sea San Pedro
-Creo que a medio plazo el celibato volverá a ser opcional, porque no hay una cuestión doctrinal de importancia detrás de este mandato
-El 14% de nuestros pastores y ministros del culto son mujeres, el doble que hace 10 años
-Las ayudas y beneficios fiscales del Estado son aceptables, siempre que se realicen en términos de igualdad con otras instituciones religiosas
-No es de recibo que un ciudadano tenga el derecho a dar una parte de su IRPF a la iglesia católica y no pueda hacerlo a favor de las iglesias protestantes

Iglesia San Andrés

Iglesia San Andrés
C/ Santa Lucía 13